23 dic. 2013



Se acercan fechas de ilusión inundadas de magia y felicidad, o eso es lo que sentía hace unos años, cuando solo era una niña deseando recibir sus regalos.
Pero es justo en estas fechas cuando después de tantos años juntándonos en las cenas o comidas familiares, me doy cuenta de que cada vez hay más sillas vacías, una sonrisa menos que disfrutar, una persona menos a la que besar felicitándole el año nuevo, una persona menos con la que brindar...
Es triste pero, repito, ya son muchos años viendo este tipo de cambios y aunque en momentos no lo quiera entender, se perfectamente que es el ciclo de la vida, que la gente aparece en tu vida y cuando te das cuenta de lo mucho que te queda por demostrarles, de las muchas veces más que les diríamos “te quiero”... de pronto se van y te sientes vacía.

Pero no todo tiene que ser ausencias, a pesar de todo, siguen siendo unas fechas bonitas en las que las calles están preciosas. Por eso me gusta recordar a la gente que ya no está con sus mejores sonrisas, porque aunque no les pueda ver físicamente sé que si realmente estuviesen aquí ahora mismo estarían felices, y pensar en eso me hace a mi un poco más feliz.

Espero que todos dentro de lo que cabe podamos pasar una felices fiestas, feliz navidad y que este año 2014 sea especial para todos... No debemos recordar el 2013 como un año malo, a pesar de haberlo sido para muchas personas, a decir verdad no ha tenido porque ser malo, mejor llamarlo un año difícil... Pero todos sabemos que lo último que se pierde es la esperanza asique si tú que estás leyendo esto has sufrido este año que se va, recuerda que si sonríes tu cerebro se activa y se llena de positividad y eso te ayudara a dar pasitos cada vez más grandes, Porque tu sonrisa puede iluminar la vida de mucha gente a tu alrededor. No perdáis la calma, todo tiene que ir hacia arriba.


Felices fiestas a todos, 
A los que estáis, a los que os tienen, a los
que se han ido de vuestra vida y a los que entraran en este año nuevo. 

2 dic. 2013

=)


Vale que no rozo la perfección ni mucho menos, y que me quedan muchos kilómetros por delante para aprender muchas más cosas en la vida pero eso no le da derecho a nadie para tratarme como si fuese el ser más vulnerable de la tierra. Sé que a veces puedo aparentarlo pero si de verdad lo crees entonces para y retrocede, intenta conocerme un poco más y descubrirás que a pesar de todo sigo siendo una mujer fuerte.

El tiempo y la vida me han hecho vivir momentos que hubiese preferido que pasaran más adelante, pero pensándolo bien, si han pasado es porque tenían que pasar y ahí se quedan en un pasado lejano o cercano… depende de cómo lo mire. Decepción tras decepción…mentira tras mentira… Así es como se aprende a querer y a apreciar lo que tienes y lo que por desgracia has perdido.

Al menos tengo bastantes motivos por los que sonreír cada día, y espero que esas personas que son el motor de mi vida sigan sorprendiéndome muchos años más. Quiero que aprendan a ver de otra manera mis defectos, quiero enseñarles que no soy perfecta porque no quiero serlo. Que soy feliz así, con mis manías y mis ataques de histeria. Y que ser perfecta sería muy aburrido porque odio tener que hacer lo que les gustaría a los demás que hiciera, y yo no soy así, lo siento.

Sé que me queda mucho por ver y por vivir pero al menos ahora estoy dispuesta a seguir saltando piedras y derribando barreras….